Algunas marcas han decidido no fabricar más modelos con soporte 3d como Samsung o LG y han apostado por el HDR y el 4k.