Creo que alguna vez he comentado por aquí que me dedico a la astronomía. Concretamente a la búsqueda y estudio de planetas alrededor de otras estrellas.

Hoy, junto con el grupo con el que hice mi tesis doctoral, presentamos el descubrimiento de una súper-Tierra (~ 3 veces la masa de la Tierra) que orbita en la zona habitable de la estrella GJ 625.

GJ 625 es una enana roja (menos de 1/3 del tamaño del Sol) situada a 21 años luz de distancia. En el cielo se encuentra cerca de la constelación del Draco, aunque no se ve a símple vista. No es lo suficientemente brillante. El planeta (GJ 625 b) tiene un año de 14 días, y en función de como sea su atmosfera podría albergar vida. Si su atmosfera fuese como la de la Tierra tendría una temperatura media de 70º, muy caliente, pero aun dentro del rango donde la vida es posible.

El descubrimiento nos ha costado años de trabajo con un grupo internacional en el que colaboraban instituciones españolas (Instituto de Astrofísica de Canarias, Institut d’Estudis Espacials de Catalunya) e italianas (Instituto Nazionale di Astrofisica, Telescopio Nazionale Galileo).

En mi blog explico un poco más acerca de como lo hemos hecho.

Si alguno estais al tanto de las noticias de astronomía, últimamente ha habido bastante movimiento en este campo. Por ejemplo con el descubrimiento de un planeta en Proxima Centauri. Este planeta que hoy presentamos sería el 6º planeta rocoso potencialmente habitable más cercano a la Tierra. En el spoiler dejo un diagrama de los planetas conocidos del vecindario solar.




El IAC, donde empecé el trabajo que llevó a este descubrimiento, ha hecho una nota de prensa.

Por si alguien se ve con valor de lanzarse al artículo técnico del descubrimiento, aquí dejo el link. Ya advierto que esto no es material entretenido.

Dejó aquí para acabar una representación artística del planeta.